El cristiano es quien se sabe en una historia amplia –no quien vive en su ombligo-, saltando de gozo, y con una confianza absoluta. \nSomos los que hemos puesto nuestra confianza en su misericordia, no en mi obrar. Tenemos que abandonar el corazón duro que cumple la ley. Vivir la libertad de Cristo, sabiendo que soy heredero de tu promesa.\nSer cristiano es vivir con paz confiando en la misericordia del Señor.