Entendemos por Desierto: soledad, sed, sufrimiento, cansancio, contradicción… Todos las encontramos en nuestras vidas, más o menos intenso según momentos de la vida. Esa debilidad y desierto es el que me vacía de todo lo que no es Dios, el que me dice lo que realmente tengo y soy y lo que puedo dar a los demás. Aprovechar los desiertos que nos ofrece la vida, y buscar el desierto cada día.