\r\n

Índice de oraciones

\r\n

\r\n \r\n

Señal de la Cruz

\r\n

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

\r\n

Padre nuestro

\r\n

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

\r\n

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

\r\n

Avemaría

\r\n

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

\r\n

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

\r\n

Gloria al Padre

\r\n

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

\r\n

Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

\r\n

Salve

\r\n

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve.

\r\n

A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

\r\n

Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.

\r\n

Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

\r\n

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

\r\n

Acto de contrición

\r\n

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío: por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido. También me pesa que podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén.

\r\n

Yo confieso

\r\n

Yo confieso ante Dios to­do­poderoso y ante vosotros, hermanos: que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión.

\r\n

Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

\r\n

Por eso, ruego a Santa María siempre Virgen, a los Ángeles, a los Santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mí ante Dios nuestro Señor.

\r\n

Credo

\r\n

Creo en un solo Dios, Padre to­do­poderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.

\r\n

Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

\r\n

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

\r\n

Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la re­su­rrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

\r\n

Símbolo de los Apóstoles

\r\n

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.

\r\n

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre to­do­poderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

\r\n

Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la re­su­rrección de la carne y la vida eterna. Amén.

\r\n

Oración del estudiante

\r\n

Madre mía Inmaculada, que\r\npor haber recibido en tu seno al Hijo de Dios,\r\neres Trono de Sabiduría,\r\nalcánzame la gracia de estudiar con orden y constancia,\r\ncon pureza de intención y afán de servicio.

\r\n

Haz que mi trabajo me acerque cada día más a Ti y a tu divino Hijo;\r\nque nunca me olvide de ofrecértelo como ahora lo hago,\r\npara que mis horas de estudio sean verdaderas horas de Oración.

\r\n

Ayúdame también, Señora,\r\na lograr el fruto humano y sobrenatural que Dios espera de mi estudio,\r\npara que santificándome en el trabajo,\r\nalcance la dicha de amarte para siempre en el cielo.\r\nAmén.

\r\n

Oración Erasmus II

\r\n

Señor, me has traído aquí a este país con una gran misión y con una meta alta. Aquí donde todo es nuevo, no permitas que nada me separe de Ti, ni las dificultades ni los contratiempos, pero sobretodo la pereza y comodidad.

\r\n

Señor, se que esperas bastante ayuda mía estos meses en P. Que sepa ser Tu reflejo, que Te deje actuar, que sepa ser el instrumento útil que esperas que sea.

\r\n

Dame un corazón grande y sensible para identificar con prontitud la necesidad que otras almas gritan de Ti. Necesito esforzarme por querer, por buscar oportunidades de hablar de Ti. Qué poco me lo creo y qué cómodo soy! Dame la gracia que sabes que necesito, Señor, y el amor con el que quieres que ame.

\r\n

Quiero descubrir Tu rostro en cada persona nueva con la que trate, para que el día que me recibas en el Cielo, sepa reconocerte a la primera. Quiero también saber devolverte siempre esa mirada, con actos que Te digan “sí, aquí estoy”.

\r\n

Señor, que sepa poner amor aquí donde el ambiente Erasmus está, tantas veces, falto de amor. Sé que Contigo nada puedo temer, y que sola nada puedo; enséñame a no soltarme nunca de la mano de Tu Madre.

\r\n

Que no se me olvide ni un instante que el don de la fe que me has dado, es para regalarlo, no puedo escondérmelo; y que esperas frutas del amor que has puesto en mí. Quiero saber transmitir con mi vida al mundo lo bueno que eres.

\r\n

Te pido Señor que no te canses de mi miseria. Perdóname por los momentos en los que estando aquí, un poco más lejos, he dejado que nuestra relación se enfriase. Quiero permanecer siempre en eso que llaman “burbuja de la lealtad”.

\r\n

Gracias Señor por querer contar conmigo, y por ultimo te pido que no me sueltes de la mano, para que al acabar esta experiencia pueda decir que ha sido Nuestra Experiencia.

\r\n

Oración Erasmus I

\r\n

Gracias Señor mío por esta experiencia en … (país) .\r\nHazme realmente consciente del verdadero privilegio que es para mí, y ayúdame a aprovecharla.\r\nAyúdame a preguntarme repetidas veces: ¿Qué quieres de mí en este viaje?

\r\n

Que no sea un tiempo para mí, sino para los demás.\r\nQue no busque pasarlo bien, sino que otros lo pasen bien.\r\nQue cada día me acerque más y más a Ti y así sea luz para cada persona que me encuentre.\r\nQue pueda Transmitirte, no con palabras, sino con mi alegría y ejemplo.\r\nQue conozca y quiera cada día más a los que me rodean: sus ilusiones, preocupaciones, intereses.\r\nQue sepa que lo mejor que puedo enseñar a una persona es a amar a las personas de verdad.\r\nQue en cada persona nueva que conozca, vea un alma que acercar a ti.\r\nQue me abandone en ti, consciente de que nada puedo sino es con tu ayuda.

\r\n

En definitiva, que sea Cristo y vea a Cristo en cada persona que me encuentre.\r\nPorque es olvidándose de uno mismo, cuando uno se encuentra.\r\nPorque es “perdiendo” el  Erasmus, cuando uno lo gana.

\r\n

Oración de los solteros

\r\n

Señor,\r\nsé que puedo hablarte y confiarte cosas grandes y pequeñas porque Tú eres mi Señor.\r\nQuiero pedirte hoy algo muy especial.

\r\n

Quiero poner en tus manos a la persona de la que algún día estaré enamorada(o),\r\nde aquella persona con quien compartiré mi vida entera.

\r\n

Te pido que la bendigas, la cuides y la ayudes;\r\ndonde quiera que ande, bendice su camino, conserva su animo, guía sus pasos, fortalece su corazón, y muéstrale tu misericordia.\r\nNo permitas que nada dañe su capacidad de amar.

\r\n

Aunque muy probablemente no conozco a esta persona todavía, llénalo de alegría, hazlo generoso y a mi ayúdame a ser mejor. Hazme digna(o) de estar a su lado, Señor, que cuando vivamos juntos, seamos un verdadero Matrimonio;\r\nque podamos ser buenos cónyujes en Tu nombre.

\r\n

Donde quiera que se encuentre, bendice a esa persona tan especial y llénala de amor.\r\nFinalmente, te pido que me ayudes a encontrarla!

\r\n

Así sea.

\r\n

Oración desde la juventud

\r\n

Quiero vivir la vida:\r\nque sepa gozar de todo,\r\nque no me venda a la falsa diversión,\r\nque busque la felicidad en mi interior.

\r\n

Quiero apostar por grandes ideales:\r\nque sepa que mi vida vale mucho,\r\nque no me venda a la mediocridad,\r\nque busque servir y amar.

\r\n

Quiero acertar en mis elecciones:\r\nque sepa distinguir el bien y el mal,\r\nque no me venda a ser como los demás,\r\nque busque lo que vale la pena.

\r\n

Quiero ser libre:\r\nque sepa esclavizarme por amor,\r\nque no me venda al capricho ni a la pasión,\r\nque busque la libertad interior en ti, Señor.

\r\n

Oración de los novios

\r\n

Me has llevado hasta la maravilla desde que en mi vida entró el amor.\r\nPienso que te conozco algo mejor desde que conocí a N..\r\nGracias, y que en N.  y con N.encuentre la paz y felicidad que por mí mismo no podría alcanzar.

\r\n

Queremos acertar durante nuestro noviazgo:\r\nconocernos sin engaños,\r\nrelacionarnos sin tapujos,\r\ndarnos y aceptarnos como somos,\r\nvernos como un regalo sin acostumbrarnos ningún día…\r\ny tantas lecciones que necesitamos aprender.

\r\n

Estamos construyendo las bases del mayor negocio de nuestra vida.\r\nQue aceptemos las exigencias de este tiempo,\r\nque aprendamos a esperar,\r\nque nos acostumbremos a querer el bien del otro,\r\nque dominemos los instintos para que luego puedan ser vehículo del amor más limpio,\r\nque aprendamos a discutir, a respetar, a ceder y a no ceder,\r\nque aprendamos a encontrar nuestro modo de perdonarnos sin quedarnos resentidos,\r\nque jamás se nos ocurra querer cambiar al otro antes de comprenderle…

\r\n

Y sobre todo, que crezca nuestra confianza:\r\nque aprendamos a desnudar nuestra alma uno delante del otro sin hacernos daño,\r\nque siempre demos y recibamos ternura -¡tu ternura!- uno del otro.

\r\n

Venimos a aprender de ti cómo hacernos alimento,\r\na pedirte por todos los novios del mundo,\r\ny a decirte que aceptamos el reto de enseñar al mundo a ser novios con estilo cristiano:\r\nlibertad, entereza, paz, unión, perdón, don, gratuidad, limpieza, alegría, ilusión, sinceridad…

\r\n

Por último, en los momentos en que no sepamos si seguir adelante o dejarlo, danos luz.\r\nQue si yo no he de ser mejor por él y él por mí, si no somos uno para el otro, sepáranos;\r\npermítenos llegar, cada uno por su camino, a encontrarnos de nuevo contigo en el Cielo.\r\nMaría, ¡cuídanos!

\r\n

Oración del conductor

\r\n

Dame Señor, mano firme y mirada vigilante,

\r\n

para que a mi paso no cause daño a nadie.\r\nA Ti, Señor, que das la vida y la conservas,\r\nte suplico humildemente que guardes hoy mi vida en todo instante.\r\nLibra, Señor, a quienes me acompañan, de todo mal,\r\nenfermedad, incendio o accidente.\r\nEnséñame a hacer uso de mi coche para remedio\r\nde las necesidades ajenas y haz, Señor,

\r\n

que no me arrastre el vértigo de la velocidad,\r\ny que, admirando la belleza de este mundo, logre seguir\r\ny terminar mi viaje con toda felicidad.\r\nTe lo pido, Señor, por los méritos de tu Santísima Madre,\r\ny por la intercesión de San Rafael y San Cristóbal, especial protector de los conductores.

\r\n

Amén.

\r\n

Oración de Calcuta

\r\n

Qué bien se está cuando se está Bien\r\nTú me lo has enseñado, Señor\r\ny tengo prisa en amarte.\r\nQué Bien se está contigo.

\r\n

Amando, adorando, riendo, sirviendo, perdonando, consolando, bailando, rezando, estudiando;\r\narrodillado ante Ti,\r\narrodillado ante el hermano,\r\narrodillado ante Cristo disfrazado en el que sufre soledad.\r\nSí, nuestro cáncer, Señor:\r\nsoledad del que no ama,\r\nsoledad del que no se deja amar.\r\nArrodillado ante los pobres de las Calcutas de mi ciudad,\r\nante los pobres que visten a la moda, o conducen deportivos, pobres que visten de lujo,\r\narrodillado ante universitarios de corazón enfermo.

\r\n

Qué bien se está cuando se está Bien\r\nTú me lo has enseñado, Señor\r\ny tengo prisa en amarte.\r\nQué bien se está contigo.

\r\n

Quiero que me gustes más, Señor,\r\nque me atraigas Tú,\r\nque me seduzcas Tú,\r\nque me enamores Tú

\r\n

que me resultes irresistible,\r\nque seas mi único tesoro,\r\nTú, el más bello de los hombres.

\r\n

Quiero gustarte más, Señor,\r\ngustarte y que goces mirándome,\r\ny en nada disgustarte,\r\nque puedas recrearte en mi belleza;\r\nvísteme de perlas y brocado,\r\nhazme en todo semejante a Ti.

\r\n

Qué bien se está cuando se está Bien.\r\nTú me lo has enseñado, Señor\r\ny tengo prisa en amarte.\r\nQué bien se está contigo.

\r\n

No olvidaré tus cinco palabras:\r\nA mí me lo hicísteis.\r\nGracias porque puedo cuidarte a Ti\r\narrodillado ante los pobres de las Calcutas de mi ciudad,\r\nante los pobres que visten a la moda, o conducen deportivos,\r\npobres que visten de lujo,\r\narrodillado ante universitarios enfermos de corazón.

\r\n

Qué bien se está cuando se está Bien,\r\nQué bien se está contigo, Señor.

\r\n

«Amar hasta que duela y cuando duela amar todavía más».

\r\n

Madre Teresa de Calcuta

\r\n

Ofrecimiento de obras

\r\n

Oh Señora mía, Oh Madre mía,\r\nyo me ofrezco del todo a vos\r\ny en prueba de mi filial afecto\r\nos consagro en este día:\r\nmis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón,\r\nen una palabra todo mi ser,\r\nya que soy toda vuestra.\r\nOh Madre de bondad,\r\nguardádme y defendédme\r\ncomo cosa y posesión vuestra.

\r\n

Amén.

\r\n

+

\r\n

Ven Espíritu Santo\r\ninflama nuestros corazones\r\nen las ansias redentoras del Corazón de Cristo\r\npara que ofrezcamos de veras\r\nnuestras personas y obras\r\nen unión con Él\r\npor la redención del mundo.

\r\n

+

\r\n

 Señor mío y Dios mío Jesucristo\r\nPor el Corazón Inmaculado de María\r\nme consagro a tu Corazón\r\ny me ofrezco contigo al Padre\r\nen tu Santo Sacrificio del altar\r\ncon mi oración y mi trabajo\r\nsufrimientos y alegrías de hoy\r\nen reparación de mis pecados\r\ny para que venga a nosotros tu Reino.

\r\n

Te pido en especial\r\nPor el Papa y sus intenciones\r\nPor nuestro Obispo y sus intenciones\r\nPor nuestro Párroco y sus intenciones.

\r\n

Oración de la noche

\r\n

Padre, aquí al pie de la cama mi alma se eleva hasta Ti para decirte: creo en Ti, espero en Ti, te amo con todas mis fuerzas. Gloria a ti, Señor.Deposito en tus manos la fatiga y la lucha, las alegrías y desencantos de este día que quedó atrás.

\r\n

Si los nervios me traicionaron,\r\nSi los impulsos egoístas me dominaron,\r\nSi di entrada al rencor o a la tristeza, ¡Perdón Señor! Ten piedad de mí.\r\nSi he sido infiel,\r\nSi pronuncié palabras vanas,\r\nSi me dejé llevar por la impaciencia,\r\nSi fui espina para alguien, ¡Perdón Señor!

\r\n

No quiero esta noche entregarme al sueño sin sentir sobre mi alma la seguridad de tu dulce y gratuita misericordia, Señor. Te doy gracias, porque invisible, cariñoso, y envolvente me has cuidado como una madre durante todo este día.

\r\n

Señor, relaja mis nervios, sosiega mi espíritu, suelta mis tensiones, inunda mi ser de silencio y serenidad. Vela sobre mí, Padre querido, mientras me entrego confiado al sueño, como un niño que duerme feliz en tus brazos. En tu nombre, Señor, descansaré tranquilo.

\r\n